Saltar al contenido

Espirulina y tiroides

espirulina yodo

La espirulina es uno de los suplementos alimenticios más indicados en los últimos años desde que se comenzaron a descubrir la gran cantidad de beneficios que aporta a la salud, aparte de adelgazar con rapidez.

Ahora bien, una de las preguntas más frecuentes es cuál es la relación que existe entre la espirulina y la tiroides. Ciertamente, si existe una relación estrecha y te contamos a continuación todo lo que necesitas saber.

El yodo en la espirulina

Lo primero que debes saber es que, al igual que las algas y otros alimentos marinos, la espirulina tiene una concentración de yodo bastante alta. Por esta razón, es necesario que se consulte al especialista respecto a los posibles efectos que pueda causar la espirulina en nuestra glándula.

Las personas que tienen tratamientos para la tiroides o han tenido antecedentes de alteraciones en la glándula deben con más razón acudir al médico antes de incorporar la espirulina en su dieta diaria.

La importancia del yodo para el correcto funcionamiento de la tiroides

La cantidad de triyodotironina necesaria para la buena salud del organismo depende en gran medida de la ingesta de yodo. Por lo general, los alimentos proveen la cantidad necesaria para mantener los buenos niveles pero hay personas que llegan a necesitar una cantidad extra.

Los casos más comunes en los que se indica una fuente de yodo alterna son los de las personas vegetarianas, pues los más estrictos no suelen consumir sal yodada ni alimentos del mar. Esto hace que su organismo presente deficiencia en este sentido y la tiroides pueda terminar afectada.

Es importante saber que la solución no está en consumir yodo en grandes cantidades pues esto puede llegar a empeorar la situación. Por ello, no se debe indicar la espirulina en casos en los que haya deficiencia de yodo en el organismo debido a sus altas concentraciones. Puede terminar agravando la condición.

La espirulina y el hipertiroidismo

alga spirulina

 

Las personas que padezcan hipertiroidismo no deberían consumir espirulina puesto que puede llegar a maximizar los síntomas de la enfermedad.

Si se sospecha que la persona padece alguna afección vinculada a la tiroides es importante que se haga exámenes de laboratorios para descartar o confirmar la condición antes de comenzar la toma de espirulina.

Pese a que si bien el hipertiroidismo es una condición que suele manifestarse de varias formas, hay personas que no saben que la padecen así que si presentas ojos abultados, bocio, mucho calor incluso cuando la temperatura está baja, pérdida de peso, ansiedad y mal humor, además de un ritmo cardiaco anormal, entonces es muy posible que tu glándula tiroides se encuentre afectada.

Si deseas no perderte los beneficios de la espirulina y deseas tomarla aun en caso de padecer problemas de tiroides debes consultar a tu médico para que este haga una valoración e indique si puedes tomar este suplemento así sea en dosis bajas.

Como verás, con suficiente precaución podrás tomar la espirulina sin experimentar consecuencias negativas en tu salud.